Menu

Antiguos romanos usaban hierro fundido para reparar calles en Pompeya

Los trabajadores romanos utilizaron hierro fundido para reparar las calles de Pompeya antes de la histórica y devastadora erupción del Monte Vesubio en el 79, según descubrió un equipo de arqueólogos de varias universidades de Estados Unidos.

El descubrimiento reveló “un método previamente desconocido” de reparación de las calles romanas en la antigüedad y representa "la primera verificación a gran escala del uso romano de hierro fundido", dice el reporte a cargo Eric Poehler (Universidad de Massachusetts Amherst); Juliana van Roggen, una investigadora independiente, y Benjamin Crowther (estudiante de doctorado de la Universidad de Texas en Austin).

El artículo fue publicado recientemente en el American Journal of Archaeology.

Muchas de las calles de Pompeya estaban pavimentadas con piedra, pero durante un estudio realizada en julio de 2014, los arqueólogos descubrieron que, con el tiempo, el paso de los carros (tirados por caballos) “erosionó esas piedras para formar agujeros profundos o surcos.”

Como repavimentar las calles era “un proceso costoso y lento” (habría que haber puesto los adoquines otra vez y habría que haber cerrado calles durante meses), la opción fue reparar esas calles con hierro fundido.

"Las investigaciones en Pompeya han demostrado que los volúmenes particularmente altos de tráfico concentrado en calles estrechas podrían desgastar incluso una superficie pavimentada con piedra en solo unas pocas décadas", dice el reporte.

Por eso, "los pompeyanos idearon otra opción [para la reparación de la calle] que era ingeniosa y poco convencional: después de calentar hierro o escoria rica en hierro a un estado fundido, vertieron cientos de reparaciones individuales sobre, dentro y debajo de los adoquines de las calles más importantes de la ciudad", explica el documento.

Los investigadores encontraron que este método de reparación era más barato y rápido que la repavimentación de una calle.

Go Back

Comment