Menu

Arqueólogos israelíes descubren lo que comían realmente los antiguos judíos

El análisis de huesos de pescado desenterrados en todo Israel sugiere que la observancia de kashrut (leyes judías sobre alimentos permitidos y uso de objetos rituales) solo comenzó a finales del período del Segundo Templo (o Templo de Herodes), siglos después de que se escribiera la Biblia.

Un estudio de huesos de pescado desenterrados en sitios arqueológicos en todo Israel muestra que los judíos de la antigüedad comían comúnmente mariscos no kosher, aparentemente ignorando la prohibición bíblica de tal comida durante siglos.

Los antiguos israelitas aparentemente se deleitaron con bagres, tiburones y otros peces “tabú” durante todo el período del Primer Templo, incluidos los días del reino de David y Salomón, y hasta bien entrada la era del Segundo Templo. 

Solo desde el comienzo del período romano, en el siglo 1 aec existe una clara evidencia arqueológica de que los judíos evitaban el pescado prohibido, concluye el estudio publicado en la Revista del Instituto de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv.

El estudio se basa en la minuciosa identificación de unas 21.000 espinas de pescado que abarcan más de 2000 años, desenterradas durante las últimas décadas en 30 sitios arqueológicos, incluida Jerusalén, la capital del reino bíblico de Judá.

“Lo que nos llamó la atención de inmediato fue que en períodos en los que supuestamente ya existían las leyes bíblicas, la gente consumía pescado no kosher”, dijo Omri Lernau, investigador de la Universidad de Haifa y experto en el estudio de espinas de pescado antiguas. 

El descubrimiento ayuda a responder preguntas sobre cuándo los antiguos israelitas comenzaron a observar la prohibición bíblica de comer pescado sin escamas y sin aletas. 

"Cuando los eruditos analizan el judaísmo primitivo, a menudo miran textos que fueron escritos por los estratos intelectuales de la antigua sociedad judía y no reflejan necesariamente lo que la gente realmente sabía, estaba interesada o estaba observando", dijo Yonatan Adler, arqueólogo de la Universidad de Ariel, en Cisjordania, coautor del estudio. 

"Me interesa saber cuándo la gente aprendió por primera vez sobre la Torá y comenzó a observar sus leyes en su vida diaria", agregó.

Go Back

Comment