Menu

Historia destacada de esta semana

Hallan en Egipto “ciudad de perdida” de hace 3000 años cerca de Luxor

La misión egipcia dirigida por Zahi Hawass descubrió una antigua ciudad egipcia en Luxor, perdida bajo las arenas desde hace 3000 años. La ciudad, apodada la Ciudad Dorada Perdida, data del reinado de Amenhotep III y continuó siendo utilizada por Tutankamón y Ay.

“Muchas misiones extranjeras buscaron esta ciudad y nunca la encontraron. Comenzamos nuestro trabajo buscando el templo mortuorio de Tutankamón porque los templos de Horemheb y Ay se encontraron en esta área”, dijo Hawass.

La expedición egipcia se sorprendió al descubrir la ciudad más grande jamás encontrada en Egipto. Fundada por uno de los más grandes gobernantes de Egipto, el rey Amenhotep III, el noveno rey de la XVIII dinastía, que gobernó Egipto desde 1391 hasta 1353 aec.

Esta ciudad estuvo activa durante la corregencia del gran rey con su hijo, el famoso Amenhotep IV, también conocido como Akhenaton, quien impuso (por poco tiempo) una versión del monoteísmo en Egipto.

La ciudad “perdida” fue el asentamiento administrativo e industrial más grande de la era del imperio egipcio en la orilla occidental de Luxor.

“Las calles de la ciudad están flanqueadas por casas; algunos de sus muros tienen hasta 3 metros de altura”, continuó Hawass, agregando que “podemos revelar que la ciudad se extiende hacia el oeste, hasta la famosa Deir El-Medina”.

Betsy Brian, profesora de Egiptología de la Universidad John Hopkins en Baltimore, Estados Unidos, dijo que “el descubrimiento de esta ciudad perdida es el segundo descubrimiento arqueológico más importante desde la tumba de Tutankamón”.

“El descubrimiento de la Ciudad Perdida no solo nos dará una rara visión de la vida de los antiguos egipcios en el momento en que el imperio estaba en su momento más rico, sino que nos ayudará a arrojar luz sobre uno de los mayores misterios de la historia: ¿por qué Akhenaton y Nefertiti decidieron mudarse a Amarna y abandonar la ciudad ahora hallada?”, agregó.

El área de excavación está intercalada entre el templo de Rameses III en Medinet Habu y el templo de Amenhotep III en Memnon. La misión egipcia comenzó a trabajar en esta zona en busca del templo mortuorio de Tutankamón.

El sucesor de Tutankamón, el rey Ay, construyó su templo en un sitio que más tarde fue colindante en su lado sur con el templo de Rameses III en Medinet Habu.

Los egiptólogos creen que el templo de Ay pudo haber pertenecido antes a Tutankamón, ya que allí se encontraron dos estatuas colosales del joven rey. La parte norte del templo todavía está bajo la arena

 

.

Encuentran moneda de la época de Jesús durante trabajos en la Torre de David

En medio de uno de los proyectos de conservación más completos que se están llevando a cabo actualmente en la “Ciudad Vieja” de Jerusalén, los arqueólogos descubrieron una moneda de plata proveniente Tiro, que se cree que fue utilizada para pagar el impuesto del Templo por los peregrinos que se dirigían al Templo para algunas de las celebraciones judías (Pascua, Shavuot o Sucot).

La moneda antigua se encontró dentro de una caja de artefactos originalmente excavados en la década de 1980, cuando se llevó a cabo el último proyecto de conservación en el sitio. La caja se perdió de alguna manera y solo se descubrió recientemente como parte de un proyecto de conservación muy necesario que se está llevando a cabo actualmente en el Museo “Torre de David”.

La caja incluía la rara moneda de plata, llamada "Siclo de Tiro", que se usó durante el Período del Segundo Templo y se produjo en la antigua ciudad de Tiro, donde se acuñaron los siclos (literalmente, “pesos”) de Tiro desde el 125 aec hasta el estallido de la Gran Revuelta de Judá contra el Imperio Romano en el 66 de nuestra era.

El complejo de la Torre de David, donde se realizó el emocionante hallazgo, incluye el antiguo palacio de Herodes, donde muchos teólogos e historiadores creen que tuvo lugar el juicio de Jesús. La torre más alta del complejo se llama Torre Fasael, que fue identificada como la supuesta "Torre de David" hace 1500 años. 

Nota del Editor: Estas monedas de plata se han hecho famosas por ser las que se usaron para pagarle a Judas por su "traición".

Analizan “escenas dramáticas” de la destrucción de ciudad cananea hace 3000 años

La destrucción de la ciudad cananea de Azekah fue provocada por humanos y, por eso, ofrece a los arqueólogos una vívida imagen de horror de una guerra al final de la Edad del Bronce.

Por ejemplo, una víctima murió asfixiada mientras sostenía las reliquias de su familia. Otra víctima fue encontrada con los brazos extendidos, tratando de protegerse cuando el techo del edificio se derrumbó y la aplastó. Estas son algunas de las escenas dramáticas que los arqueólogos han descubierto en el antiguo asentamiento cananeo de Azekah, en el sur de Israel. 

El lugar fue destruido por una guerra hace más de 3100 años. Por eso, Azekah ofrece hallazgos ricos y bien conservados que nos dicen mucho sobre la vida cotidiana de los pueblos antiguos, así como restos horripilantes. de los residentes muertos en lo que parece haber sido un desastre repentino.

La destrucción de la ciudad alrededor de 1130 aec fue tan completa que el sitio permaneció desierto durante unos 300 años. Su devastación se considera parte de la lucha mucho más amplia que acompañó al llamado Colapso de la Edad del Bronce en el siglo 12 aec. 

Esta fue una época de inestabilidad, posiblemente provocada por el cambio climático, que condujo al colapso aproximadamente simultáneo de las principales civilizaciones en el Mediterráneo y el Cercano Oriente, incluidos los micénicos de Grecia, el imperio hitita con sede en Anatolia, el imperio egipcio y muchos cananeos. ciudades-estado.

Hasta ahora, los investigadores solo han excavado pequeñas secciones de Azekah de la Edad del Bronce Final. Pero dondequiera que lo hagan, encuentran señales de la destrucción en toda la ciudad, dijo Sabine Kleiman, arqueóloga de la Universidad de Tel Aviv e investigadora en teología de la Universidad de Tubingen en Alemania.

Aunque solo se han excavado áreas pequeñas, Kleiman afirmó (en declaraciones para Haaretz) que "lamentablemente, dondequiera que excavamos, encontramos cuerpos humanos".

 

Encuentran en Israel nuevos fragmentos de los manuscritos del Mar Muerto

Arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel han descubierto docenas de fragmentos de pergamino de un rollo bíblico, que está escrito en griego y contiene partes del Libro de los Doce Profetas Menores, incluidos los libros de Zacarías y Nahum.

Los fragmentos de un nuevo rollo del Mar Muerto se encontraron en la Cueva del Horror en el desierto de Judea, Israel. La cueva, aproximadamente a 80 m (262 pies) por debajo de la cima del acantilado, está flanqueada por desfiladeros y solo se puede llegar a ella haciendo rappel (descolgándose por una cuerda).

"Este es definitivamente un momento emocionante, ya que presentamos y revelamos al público una pieza importante y significativa en la historia y la cultura de la Tierra de Israel", dijo Hananya Hizmi, directora de personal del Departamento de Arqueología de la Administración Civil en Judea. y Samaria.

"A finales de la década de 1940, nos dimos cuenta de los restos del patrimonio cultural de la antigua población de la Tierra de Israel con los primeros descubrimientos de los rollos del Mar Muerto. Ahora, se han descubierto y desenterrado nuevos hallazgos y pruebas que arrojan aún más luz sobre los diferentes períodos y culturas de la región", agregó. 

Específicamente, los arqueólogos pudieron identificar 11 líneas de Zacarías (8: 16-17) y dos versículos de Nahum (1: 5-6). 

Los investigadores también encontraron que el antiguo pergamino fue escrito por dos escribas diferentes.

“Al comparar el texto preservado en los fragmentos recién descubiertos con el texto que conocemos de otras versiones del texto, incluidos los versos conocidos en el texto masorético, se notan numerosas diferencias, algunas de las cuales fueron bastante sorprendentes”, dice el comunicado oficial. 

 

 

Niño encuentra raro amuleto usado en Israel hace 2500 años

No siempre resultan los arqueólogos profesionales quienes encuentran valiosos artefactos del pasado. Ni siempre es el trabajo minucioso y los años de investigación lo que conducen a avances en arqueología bíblica. A veces, se trata de suerte. 

En un viaje con su familia a Nahal HaBesor, el río más largo en el desierto de Negev en Israel, el niño Zvi Ben-David, de 11 años, encontró una rara figura de cerámica de una mujer. Resulta que esta es una de las dos únicas figuras de este tipo de hace 2500 años que se han descubierto. 

Se cree que fue un amuleto protector doméstico común al final de la Edad del Hierro o al comienzo del período persa, es decir, una reliquia rara de esa época bíblica lejana.

El amuleto, de menos unos 7,5 cm por 5 cm, representa la mitad superior de una mujer con el pecho desnudo y las manos cruzadas debajo del pecho. La mujer lleva un pañuelo sobre la cabeza y el cuello. 

Oren Shmueli y Debbie Ben Ami, ambos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, explicaron que el amuleto se habría guardado para protección, buena suerte y prosperidad. Además, para tratar de protegerse contra la mortalidad infantil, algo muy común en aquella época. 

"En ausencia de la medicina avanzada, los amuletos daban esperanza", dijeron Shmueli y Ben Ami, quien además expresaron su gratitud a Zvi Ben-David por su hallazgo y por compartirlo con la Colección de Tesoros Nacionales de Israel. 

La rara estatuilla proporciona información de hace dos milenios y medio sobre las "prácticas de culto en los tiempos bíblicos y la necesidad inherente del hombre de personificaciones humanas materiales", indicaron los expertos. 

 

 

¿Están las pirámides egipcias alineadas con las estrellas?

Los antiguos egipcios observaron de cerca el cielo nocturno de la Tierra y nombraron constelaciones en honor a sus dioses. Pero ¿los constructores de las pirámides realmente hicieron estos monumentos con las estrellas en mente? ¿Se alinean las pirámides egipcias con las estrellas?

Esta idea se lanza tan a menudo que muchos fanáticos del antiguo Egipto simplemente la aceptan como cierta. Y en la superficie, parece plausible. Los antiguos egipcios siguieron de cerca el cielo nocturno. Estudiaron las constelaciones y utilizaron el movimiento de las estrellas para tomar decisiones sobre cuándo plantar cultivos y cuándo cosechar. Pero ha habido un largo debate sobre si las pirámides en sí están realmente alineadas con algún conjunto de estrellas en particular.

A lo largo de las décadas, los investigadores han propuesto un puñado de posibles alineaciones celestes para las pirámides, especialmente con el Complejo de Pirámides de Giza. Este famoso sitio fuera de El Cairo incluye la Gran Esfinge y tres pirámides principales: la Pirámide de Menkaure (Micerino), la Pirámide de Khafre (Quefrén) y la Gran Pirámide de Giza.

Pero las pirámides fueron construidas en las décadas alrededor del 2500 a.C., durante un período llamado el Antiguo Reino del Antiguo Egipto. Entonces, cualquier alineación celestial que tengan con el cielo nocturno tendría que coincidir con el aspecto que tenían los cielos hace unos 4.500 años.

Desde el descubrimiento de los conductos dentro de las pirámides, los científicos han debatido si estos conductos interiores de la Gran Pirámide de Giza son " conductos de aire" o más bien " conductos para ver las estrellas", es decir, conductos alineados con las constelaciones. En la década de 1960, un grupo de egiptólogos sugirió que en realidad se trataba de conductos para ver las estrellas, construidos para apuntar hacia estrellas y constelaciones importantes.

En 2020, investigadores de la Universidad de Leeds en el Reino Unido anunciaron que habían desarrollado un pequeño robot en un intento de resolver el propósito de los ejes de una vez por todas. El robot navegó con éxito a través de los 200 pies (60 metros) de un eje, recopilando nueve horas de imágenes de video a lo largo del camino.

Pero una sorpresa les esperaba al final del pequeño túnel. El robot pudo hacer que una cámara pasara por la piedra colocada intencionalmente que bloqueaba el eje, lo que le permitió descubrir una pequeña cámara con elaborados símbolos dibujados en el piso. Pero más allá de eso, había una segunda piedra que el robot no podía sortear.

“Dada la obra de arte, es probable que el eje sirviera para un propósito mayor que actuar como ventilación de aire”, dijo Rob Richardson, profesor de robótica en la Universidad de Leeds y líder técnico del proyecto, en el anuncio inicial del descubrimiento. “Lo que hay más allá de esa segunda piedra, al final del pozo, es una pregunta que permanece sin respuesta. El misterio de la Gran Pirámide continúa ".

 

Descubren en Pompeya una carroza ceremonial “casi intacta”

Arqueólogos encontraron una carroza ceremonial de bronce y estaño casi intacta, con restos de madera y huellas de las cuerdas, según un reciente anuncio difundido por el Parque Arqueológico de Pompeya, la ciudad del sur de Italia enterrada por la explosión del Vesubio en el año 79. 

"Es un descubrimiento extraordinario para el avance de nuestro conocimiento del mundo antiguo", dijo el director del parque, Massimo Osanna. "En Pompeya se han encontrado en el pasado vehículos utilizados para el transporte, como el de la Casa de Menandro, o los dos carros descubiertos en Villa Arianna, pero nada como la carroza de Civita Giuliana (Ciudad Juliana)".

La Civita Giuliana tenía un establo donde se encontraron los restos de tres caballos en 2018, incluido uno que estaba enjaezado. El carro se encontró dentro de un porche de dos niveles que probablemente daba a un patio, no lejos del establo.

El Parque Arqueológico de Pompeya calificó el hallazgo de "extraordinario", indicando que "agrega un elemento extra a la historia de la casa".

El carruaje está decorado con láminas de bronce y paneles de madera rojos y negros. En la parte posterior, hay varias historias grabadas en medallones de bronce y estaño. El techo de la villa es de roble inglés de hoja caduca, un material de uso frecuente en la época romana, y se retiró con cuidado para permitir una mayor investigación.

Los excavadores descubrieron por primera vez que parte del artefacto emergió del material volcánico el 7 de enero de 2021. Semanas más tarde, se reveló todo el carro, milagrosamente intacto a pesar del colapso de partes de la habitación que lo albergaba.

El Parque Arqueológico de Pompeya trasladó el artefacto a su laboratorio para retirar el material volcánico restante. Luego, el parque comenzará un largo proceso de restauración y reconstrucción.

El parque cree que el carro tenía un uso ceremonial, como acompañar festividades, desfiles y procesiones. Este tipo de carro nunca se había encontrado antes en Italia, sino que se asemeja a los hallazgos de Tracia, en el norte de Grecia, dijeron los funcionarios del parque.

¿Cómo horneaban los antiguos egipcios? Con mucha paciencia

Recientes experimentos descubrieron que los egipcios de hace 4500 años, para preparar el pan, cubrían el interior de los moldes cónicos con una capa de arcilla fina arenosa, calentaban los moldes horizontalmente y daban forma a la masa de antemano en trozos alargados.

Sobre la base de restos de vasijas de cocina e incluso evidencia iconográfica, la Dra. Adeline Bats de la Universidad de la Sorbona en París decidió comenzar a hornear con el objetivo de descubrir tanto la técnica utilizada para hornear pan egipcio hace tantos milenios como la receta de ese pan.

“La producción de pan está bien documentada para el Egipto faraónico, particularmente a través de imágenes de procesamiento de alimentos que son parte de la decoración de las tumbas de élite del Imperio Antiguo y Medio, y los llamados moldes de pan, utensilios de cocina de cerámica que se encuentran en grandes cantidades en sitios arqueológicos,” escribió Bats en un artículo publicado recientemente en el Journal of Archaeological Science: Reports. 

“Sin embargo, a pesar de esta rica documentación, la chaîne opératoire no es bien conocida ni entendida”, agregó. 

Bats inició el proyecto, que formaba parte de su tesis doctoral, analizando la iconografía.

Durante el Reino Antiguo (2750-2250 a. C.), la mayoría de las imágenes, que suelen aparecer en los lugares de enterramiento, se podían agrupar en tres categorías: calentar el molde en el fuego, retirarlo y verter líquido en su interior. Durante el Reino Medio, los moldes parecían calentarse en una chimenea y luego llenarse con masa semisólida.

Para sus experimentos, la arqueóloga decidió calentar y hornear el pan en chimeneas abiertas en pozos poco profundos.

“Para todos los experimentos, se produjeron varios moldes de pan en Aubechies (Bélgica) o Ain Sukhna (Egipto), cada vez con arcilla local. Se utilizó estiércol de burro fresco y grava como temple. Las cerámicas se hornearon en chimeneas abiertas a temperaturas entre 850°C y 950°C”, explicó.

Si bien durante milenios el pan ha sido un elemento básico de la dieta humana que se prepara amasando una mezcla de harina y agua, no se conocía la receta específica utilizada por los egipcios en ese momento. Los hallazgos orgánicos de los sitios arqueológicos relevantes indicaron que en ese momento se cultivaban dos tipos de granos, cebada común y trigo de espelta (variedad de trigo en climas húmedos y fríos). 

Arqueólogos descubren ruinas de la sala de desayunos del emperador Adriano

En el siglo 2, el emperador romano Adriano y su emperatriz, Vibia Sabina, pudieron haber desayunado en una opulenta plataforma de mármol rodeada de agua corriente mientras un séquito de sirvientes, separados de la pareja imperial por puentes retráctiles, se mantenían firmes cerca.

Ahora, informó reciente Ángel Gómez Fuentes (diario ABC, España), los arqueólogos de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla han desenterrado rastros de este arreglo gastronómico único. Hablando con ABC, el investigador principal Rafael Hidalgo Prieto califica el descubrimiento como un hallazgo "único".

Adriano, que gobernó del 117 al 138 y es quizás más conocido por su muro homónimo en el norte de Gran Bretaña, encargó la habitación como parte de su Villa Adriana, un amplio complejo de 200 acres de más de 30 edificios cerca de Tivoli. Italia.
 

Inspirado en la arquitectura griega, romana y egipcia, Adriano diseñó la villa como una "ciudad ideal", según el sitio web del Patrimonio Mundial de la Unesco. Las características notables incluyeron una copia del Templo de Afrodita en Corinto, teatros, bibliotecas, jardines, baños, piscinas artificiales, galerías y un "palacio" que consta de muchas habitaciones que se abren a un gran patio central.
 

Prieto describe la estructura recién descubierta como un triclinio de agua o comedor romano, es decir, el lugar donde las élites romanas y sus invitados a la cena se reunieron en estos espacios para recostarse en elegantes sofás en forma de U y disfrutar de comidas y bebidas caras.
 

En el comedor de Villa Adriana, los invitados particulares habrían cenado con el emperador en un ambiente exclusivo y lujoso. Los arqueólogos teorizan que el emperador y otros miembros de la realeza se reunieron en una plataforma de mármol “encima de una piscina, con las fuentes de agua detrás, con el murmullo del agua siempre presente en el banquete, con la visión frente al jardín ".
 

“En todo el mundo romano no hay nada igual”, dice Prieto. “El emperador quería mostrar cosas que abrumarían al visitante, algo que no se había visto en ningún otro lugar del mundo y que solo existe en Villa Adriana”.
 

Además, se descubrió un elaborado espacio para banquetes al aire libre construido por Adriano que contaba con una fuente en forma de cocodrilo, entre otras características imponentes. Este comedor más pequeño que el usado para los desayunos tenía un jardín y un estanque grande.

 

El cambio ambiental puede haber jugado un papel en los albores de la historia egipcia

Hace unos 5000 años, en el 3100 aec, nació lo que hoy conocemos como el Antiguo Egipto. En el mismo período, poco antes o poco después, otros "estados primarios" similares también habían surgido en todo el mundo, en Mesopotamia, el norte de China, el valle del Indo y otros lugares, incluyendo América.

Pero ¿por qué la dinámica social humana cambió tan drásticamente en un espacio de tiempo tan relativamente corto? ¿Por qué dejamos de vivir en comunidades más pequeñas y nos unimos en ciudades y "civilizaciones"?

Al tratar de responder a esta pregunta perenne, los arqueólogos y antropólogos han estudiado históricamente el surgimiento de la estratificación social, las nociones de realeza, las identidades cambiantes, las tecnologías cambiantes y mucho más. 

Sin embargo, estos estudios, aunque analizan en detalle estos "factores humanos", posiblemente hayan pasado por alto el entorno cambiante en el que interactuaban las personas, justo en la coyuntura crucial. Es casi como si hubiéramos estado tan concentrados en los "actores" de la narrativa que nos hubiéramos perdido el "escenario".

A partir de varios programas de perforación con propósitos arqueológicos en Egipto, estamos comenzando a comprender que en el delta del Nilo los paisajes estaban cambiando drásticamente justo cuando la gente aquí y río arriba comenzaba a reorganizar sus estructuras sociales. Curiosamente, también se estaban produciendo cambios ambientales muy similares en Mesopotamia, el norte de China, y otros lugares donde surgieron las primeras sociedades estatales del mundo.

Además, estos cambios en el paisaje no fueron impulsados por las personas, sino por un factor externo: la desaceleración y la estabilización del aumento del nivel del mar posglacial. El "escenario" del teatro en el que se desarrollaba la historia humana estaba evolucionando por sí mismo, con un impulsor mundial natural e ineludible como su causa. En definitiva, Egipto surgió en respuesta al cambio climático. 

View older posts »

BUSCAR

Historias anteriores

Lea las historias anteriores aquí.