Menu

Historia destacada de esta semana

Descubren en Israel cueva de “congelada en el tiempo” de la época de Ramsés II

Arqueólogos en Israel han descubierto una cueva "excepcional" que los antiguos sellaron hace unos 3300 años, dejando allí funerarios y posiblemente entierros humanos. La cueva está “a solo unos metros” de una playa al sur de Tel Aviv.

El uso de la cueva se remonta a la época del faraón Ramsés II, que reinó desde alrededor de 1279 aec hasta 1213 aec. Su territorio incluyó lo que hoy es Israel, informó la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) en un comunicado. De hecho, durante la época de Ramsés II, Egipto controlaba un imperio que se extendía desde el actual Sudán hasta Siria.

Los trabajadores de la construcción que operaban una excavadora mecánica en el Parque Nacional de la Playa de Palmahim descubrieron la cueva cuando la máquina penetró inesperadamente en el techo de la cueva.  Por eso, llamaron a los arqueólogos de la IAA. 

El equipo descendió por una escalera a la cueva oscura que "parecía haberse congelado en el tiempo", con artículos de cerámica y bronce cuidadosamente dispuestos, artefactos a menudo asociados con las ceremonias funerarias, según el comunicado. Se pensaba en aquella época que tales bienes ayudaban al difunto en el más allá.

Los arqueólogos encontraron docenas de vasijas de cerámica, incluidos cuencos profundos y poco profundos, algunos pintados de rojo, así como cálices (copas con bases anchas), ollas, frascos de almacenamiento y lámparas para iluminación, dijo el equipo en el comunicado.

Algunas de las artesanías de la cueva no eran locales. Algunas de las vasijas de cerámica se fabricaron en Siria, Líbano y Chipre, dijo Eli Yannai, arqueólogo de la IAA, en el comunicado. El equipo planea analizar cualquier resto orgánico en los recipientes para obtener más información sobre lo que pudo haber dentro de ellos.

La cueva también contenía puntas de flecha de bronce que, según su orientación, probablemente estaban en un carcaj que se descompuso desde entonces.

"Este es un descubrimiento único en la vida", dijo Yannai en el comunicado. "Es extremadamente raro encontrarse con un 'set de película de Indiana Jones': el suelo de una cueva con vasijas intactas durante 3300 años, desde finales de la Edad del Bronce, aproximadamente en la época del poderoso rey Ramsés II".

Yannai agregó que debido a que la cueva estaba sellada, gran parte de ella no fue saqueada. Por eso, dijo "esta cueva puede proporcionar una imagen completa de las costumbres funerarias de la Edad del Bronce Final",

Investigadores reconstruyen la vida diaria de una antigua ciudad romana

Desde monedas pequeñas hasta piezas diminutas de cerámica e incluso terrones de tierra, Seth Bernard y un grupo de estudiantes graduados de la Universidad de Toronto están desenterrando una historia sobre cómo vivió y respiró a lo largo del tiempo una ciudad romana fundada en 241 antes de nuestra era

"Lo que quiero es el día a día, cómo era: las conexiones que vinculan a la gente del campo con la gente de la ciudad", dice Bernard, profesor asociado en el departamento de clásicos de la Facultad de Artes y Ciencias. "Y es solo esa experiencia del día a día que podemos comenzar a reconstruir de una manera que nunca habíamos hecho".

Bernard es parte de un equipo internacional de académicos que exploran "Falerii Novi", una ciudad antigua ubicada a unos 50 kilómetros al norte de Roma.

Como parte de un proyecto de cinco años, Bernard colabora con colegas de la Universidad de Harvard y la Escuela Británica de Roma, así como la Universidad de Ghent en Bélgica El proyecto funciona por concesión de la Superintendencia de Arqueología de la provincia de Viterbo y el sur de Etruria.

Además de partes de las murallas originales de la ciudad que aún se mantienen en pie, el sitio es una pintoresca planicie plana de campos agrícolas y olivares. Pero enterrada debajo hay una historia fascinante de una ciudad fundada hace más de 2000 años que, en su apogeo, fue el hogar de unas 15.000 personas.

"[Los artefactos] son ​​más importantes por la información que nos brindan que por su valor intrínseco. Siempre es divertido encontrar algo genial, pero también me gusta desarrollar esa narrativa y comprender la actividad humana en ese lugar.

 

Seth Bernard y su equipo de estudiantes graduados frente a una trinchera en Falerii Novi, una ciudad antigua ubicada a unos 50 kilómetros al norte de Roma. Crédito: Emlyn Dodd

.

 

Israel adquiere fragmento papiro escrito en hebreo hace unos 2700 años

Israel ha adquirido un papiro antiguo previamente desconocido con una inscripción en hebreo que data de hace unos 2.00 años y que había estado en posesión de un residente de Montana durante mucho tiempo, dijo la Autoridad de Antigüedades de Israel en un reciente comunicado de prensa.

El trozo de papiro, apenas más grande que un sello postal con cuatro líneas de escritura angular, es uno de los pocos de la región a finales de la Edad del Hierro, dijeron los arqueólogos. La Autoridad de Antigüedades de Israel dijo que autenticó su edad mediante la datación por radiocarbono, que se correspondía con la edad del estilo de escritura del texto.

Joe Uziel, director de la unidad de rollos del desierto de Judea, dijo que la fecha de radiocarbono y el estilo paleográfico coincidentes lo hacen "muy seguro" de que no se trata de una falsificación moderna.

El papiro, que lleva el nombre bíblico de Ismael, probablemente fue saqueado en algún momento del siglo pasado de una cueva en el desierto de Judea, dijo. Su procedencia y viaje desde el desierto a Montana hace seis décadas y ahora a Jerusalén siguen siendo nebulosos.

La Autoridad de Antigüedades se negó a nombrar al residente de Montana, pero dijo que la madre del hombre obtuvo el artefacto durante una visita a lo que entonces era el este de Jerusalén ocupado por Jordania en 1965 y la mujer lo llevó a Estados Unidos.

La Autoridad de antigüedades mostró el papiro a la prensa en sus laboratorios en Jerusalén junto con otros dos fragmentos hebreos antiguos que tiene: uno encontrado en una cueva cerca del Mar Muerto en la década de 1950 y un segundo que fue incautado del mercado negro de antigüedades en 2016 y se creía haber sido saqueado de una cueva.

Un académico israelí notó una foto del papiro (hasta ese momento, desconocido) en uno de los documentos no publicados de uno de sus colegas. El académico notificó a Klein, quien localizó al propietario, según el comunicado. 

Klein dijo que el hombre en posesión del papiro fue invitado a Jerusalén en 2019 y que las partes llegaron a un "acuerdo" no especificado mediante el cual se entregó el papiro a las autoridades israelíes.

El FBI devuelve a Italia antiguo mosaico romano con la imagen de Medusa

El FBI devolvió a Italia un mosaico con la imagen de Medusa. Se cree que el mosaico es de los primeros días del Imperio Romano, es decir, hace unos 2100 años. 

El mosaico fue enviado a Italia en abril pasado, pero sólo ahora se difundió la información. Los expertos están trabajando para limpiarlo y restaurarlo, dijo el FBI en un comunicado de prensa el viernes.

El FBI dijo que se dio cuenta por primera vez del mosaico a fines de 2020 cuando un abogado de arte se comunicó en nombre de un cliente anónimo que poseía el arte histórico. //El cliente no tenía documentación sobre la procedencia de la obra de arte, que describiera de dónde procedía el mosaico, por lo que no pudo venderlo.

El mosaico se cortó en 16 piezas y se almacenó en paletas infestadas de termitas, cada una con un peso de entre 75 y 200 libras, en una instalación de almacenamiento de Los Ángeles desde la década de 1980.

“Las piezas del mosaico estaban en gran parte intactas gracias a la instalación de clima controlado en la que se habían mantenido”, dijeron funcionarios del FBI en el comunicado de prensa.

Allen Grove y Elizabeth Rivas, agentes especiales del Equipo de Crimen Artístico del FBI, trabajaron para determinar a dónde pertenecía el mosaico para que la agencia pudiera devolverlo.

 

Khirbet Qeiyafa: primer sitio arqueológico de Judá verificado como de la era del rey David

A lo largo de los años, los artefactos descubiertos en sitios conectados con Jerusalén y Judá han enriquecido la erudición bíblica y profundizado el conocimiento de la historia judía antigua. 

El Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén continúa catalogando y analizando su tesoro de artefactos, reinterpretando nuestra visión de la antigua Jerusalén y Judá, publicando esos hallazgos en publicaciones académicas y revistas populares, y revisando los recursos necesarios para capacitar a la próxima generación de académicos.

Las excavaciones realizadas hace 14 años en Khirbet Qeiyafa han demostrado ser un punto de contacto entre la arqueología, los estudios bíblicos y la historia antigua. Se demostró que el descubrimiento de los restos de una ciudad fortificada es el primer sitio arqueológico en la región verificado como de la era del rey David.

Las excavaciones en Khirbet el-Eika, que datan de mediados del siglo 2 aec han proporcionado información fascinante sobre una próspera comunidad judía en la Galilea helenística. Hoy, el trabajo de campo continúa en Ofel, adyacente al Monte del Templo, donde se han descubierto varios hallazgos destacados de los períodos del Primer y Segundo Templo, incluida una impresión de un sello del rey Ezequías y una colección de objetos de oro que incluye 50 monedas y un medallón con la menorá.

Esta investigación es importante para establecer la relación entre los judíos modernos y sus antiguos antepasados. El Instituto de Arqueología actualmente lidera el estudio arqueológico de la región a través de nuevos proyectos de campo, becas para estudiantes destacados de maestría, doctorado y posdoctorado, y patrocinio de conferencias internacionales sobre Jerusalén y Judá.

“No podemos navegar nuestro camino hacia el futuro sin conocer nuestro pasado,” expresa un reciente comunicado oficial de esa institución, subrayando que es necesario documentar “los lazos históricos entre el pueblo judío y la tierra de Israel” a la vez que se debe “ofrecer al mundo información importante sobre el patrimonio cultural compartido.”

 

 

Investigadores hallan inscripción relacionada con el hogar de Pedro y Andrés

Un mosaico encontrado en el sitio aparente de la iglesia en la bíblica Betsaida incluye una dedicación al "Jefe y Líder de los Mensajeros Celestiales", un término aplicado a Pedro, considerado como primer discípulo de Jesús

La inscripción, hallada en una excavación cerca del Mar de Galilea, refuerza la creencia de que el sitio era una iglesia construida sobre la casa de San Pedro y su hermano Andrés, dos de los primeros discípulos de Jesús, dijeron los arqueólogos.

Los investigadores creen que el edificio es la Iglesia de los Apóstoles perdida del período bizantino ubicada en el pueblo bíblico de Betsaida.

Los arqueólogos del Instituto Kinneret para la Arqueología de Galilea en Kinneret College y Nyack College, dirigidos por el Prof. Mordechai Aviam y el Prof. Steven Notley, dijeron en una reciente conferencia de prensa que la inscripción en un piso de mosaico usa un término común para Pedro, lo que fortalece su teoría de que el lugar es la iglesia construida donde en la antigüedad se creía que estaba la casa de Pedro y de su hermano Andrés.

La inscripción comienza con el nombre del donante, “Constantino el Siervo del Mesías”, y luego usa una frase bizantina, el “Cabeza y Líder de los Mensajeros Celestiales”, que se refiere a Pedro. El texto parcial fue traducido por la Prof. Leah Di Segni de la Universidad Hebrea y el Prof. Jacob Ashkenazi de Kinneret College.

El descubrimiento “indica claramente que la iglesia estaba dedicada a Pedro”, dijeron los investigadores en un comunicado.

“La tradición cristiana bizantina identificó rutinariamente la casa de Pedro y Andrés como en Betsaida. Es probable que la basílica conmemore su casa”, explicó Notley, director académico de la excavación.

Los arqueólogos habían anunciado el descubrimiento del edificio en 2019 y han estado trabajando en el sitio desde entonces. El año pasado descubrieron el piso de mosaico. El edificio, de aproximadamente 27 por 16 metros de tamaño, estaba debajo del mencionado mosaico. Por eso lo considera un “candidato adecuado” para ser la “iglesia perdida” de Bethesda. 

Los investigadores esperan encontrar otra inscripción que se refiera a Andrés, lo que agregaría más evidencia de que el sitio es (o se supone que fue) el hogar de los hermanos.

 

 

Arqueólogo israelí encuentra dónde los romanos penetraron los muros de Jerusalén

Las posiciones de las balistas del ejército romano utilizadas en su ataque a Jerusalén en el año 70 de nuestra era pueden haber sido encontradas gracias a la evidencia arqueológica y los cálculos realizados por expertos de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Luego de que Judea fuese convertida en provincia romana en el 63 aec, no todos los judíos aceptaron el gobierno romano, ya que, aunque Judea era autónoma, todavía estaban bajo el poder de Roma.

Finalmente, en el año 66 de nuestra era, estalló una revuelta judía contra Roma, en ese momento gobernada por el emperador Nerón. Las legiones romanas, dirigidas por el general Vespasiano, fueron enviadas para sofocar este levantamiento. La revuelta fue generalizada y duraría varios años. Finalmente terminó con la caída de Masada en 73-74. Pero la batalla más importante fue el sitio de Jerusalén en el año 70.

Esto comenzó después de una breve pausa en el conflicto, provocada por la muerte del emperador Nerón. Vespasiano volvió a Roma, convirtiéndose en el nuevo emperador, mientras que su hijo Tito quedó ahora al mando de las legiones. Tito sitió a Jerusalén y después de un sitio de poco menos de cinco meses, irrumpió en la ciudad y destruyó el Segundo Templo.

Ese acto marcó el final de un período histórico para los judíos. ¿Cómo hizo el ejército romano para destruir el templo? Esa pregunta fue recientemente respondida por Kfir Arbiv, investigador de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

A lo largo de muchos años, las excavaciones arqueológicas pudieron descubrir una cantidad significativa de equipos militares romanos en la ciudad. Muchos de estos fueron encontrados por Arbiv y su colega investigadora, la Dra. Rina Avner, en el Complejo Ruso cerca de la Municipalidad de Jerusalén.

Hasta ahora, el equipo excavado consta de diversos elementos militares, como balistas, hondas, lanzas, puntas de flecha, espadas y catapultas.

En particular, Arbiv se centró en las piedras balista. Arbiv pudo comparar esas piedras con sus propios hallazgos de las ubicaciones donde se encontraron las piedras balistas y, a partir de ahí, Arbiv calculó desde dónde debieron haber sido disparadas.

Esta compleja serie de cálculos tuvo en cuenta numerosos datos, como la ubicación de las murallas de la ciudad, los ángulos utilizados para lanzar cada piedra y sus rangos, y la topografía local.

Como resultado, Arbiv ayudó a descubrir dos cosas: dónde se encontraba gran parte de la artillería romana y dónde los romanos probablemente lograron abrir una brecha en la ciudad. 

En cuanto a la ubicación de la artillería, parece que se colocó una cantidad significativa de ballestas en una zona ubicada alrededor del centro de la Jerusalén moderna. En cuanto a dónde los romanos probablemente irrumpieron en la ciudad, aparentemente sería el Complejo Ruso.

Las excavaciones en el área pudieron encontrar restos de la Tercera Muralla, la línea de defensa más externa de la ciudad y la zona más atacada por los romanos. 

 

Arqueólogos encuentran rara moneda del zodiaco en Israel

Una moneda de bronce de 1850 años fue encontrada por Lior Sandberg, experto en numismática de la Autoridad de Antigüedades de Israel en el lecho marino cerca de la costa de Carmel en Israel.

“Esta es la primera vez que se descubre una moneda de este tipo frente a la costa de Israel y es una rara adición a la colección de Tesoros Nacionales”, dijo el Dr. Jacob Sharvit, director de la Unidad de Arqueología Marítima de la Autoridad de Antigüedades de Israel.

“Las costas y aguas del Mediterráneo de Israel han producido muchos sitios arqueológicos y hallazgos que dan fe de las conexiones en la antigüedad entre los puertos del Mediterráneo y los países a lo largo de él. Estos hallazgos, que se perdieron en el mar y desaparecieron de la vista durante cientos y miles de años, se han conservado notablemente bien”.

“Algunos son extremadamente raros y su descubrimiento completa partes del rompecabezas histórico del pasado del país”.

La moneda (una dracma) lleva la fecha "Año ocho", es decir, el octavo año del gobierno de Antonino Pío (144/145 de nuestra era). Su reverso representa a la diosa lunar romana Luna y el signo zodiacal de Cáncer.

"En la mitología romana antigua, Luna es la deidad que representa a la luna y es más conocida por llevar una media luna como corona y montar su carro mientras proyecta la oscuridad de la noche", dijeron los arqueólogos. “Ella es la contraparte femenina de su hermano Sol, la personificación del Sol”.
 
La moneda pertenece a una serie de trece monedas romanas, doce representando los diferentes signos del zodiaco y otra la rueda zodiacal completa.

Curiosamente, el gobernante que acuñó la moneda, Antonino Pío, fue un emperador romano que gobernó entre 138 y 161 EC", dijeron los investigadores. “A diferencia de sus predecesores, no era un militar y nunca participó en una batalla. Su reinado fue el más tranquilo durante todo el Imperio Romano y marcó el apogeo del período de 'paz romana' (Pax Romana) en todo el imperio".

Antonino tenía un enfoque diferente para administrar el Imperio Romano, prefiriendo lidiar con cualquier crisis extranjera a través de los gobernadores provinciales. De hecho, él mismo nunca salió de Roma. Fomentó e inició la construcción de templos, teatros y magníficos mausoleos y promovió la ciencia y la filosofía.

Durante su gobierno, las relaciones del imperio con los judíos mejoraron mucho, se revocaron los decretos de Adriano y se permitió a los judíos practicar la circuncisión. Estos pasos llevaron a relaciones amistosas entre el emperador y el rabino Yehuda ha-Nasi.

 

Rara tumba del “comandante de soldados extranjeros” descubierta en Egipto

Una tumba, perteneciente al "Comandante de Soldados Extranjeros", fue descubierta en El Cairo por un equipo arqueológico checo de la Universidad Carlos de Praga. Específicamente, la tumba está en Abusir, una importante necrópolis (cementerio) de la antigua capital egipcia de Menfis. 

A pesar de haber sido saqueada en la antigüedad, los increíbles hallazgos de la tumba arrojan nueva luz sobre Egipto durante el período persa, cuando Egipto, como Judá, estaba bajo el control de una potencia extranjera.

La tumba del dignatario egipcio, llamado Wahibre-mery-Neith, data del período persa (c. 525-332 aec), durante finales de la dinastía 26 o principios de la 27. En ese momento, el Imperio Persa se había extendido por el Cercano Oriente, destruyendo Babilonia y conquistando Egipto. 

Entre los muchos elogios y títulos atribuidos al propietario de la tumba está el de "Comandante de Soldados Extranjeros", un puesto que habría supervisado a mercenarios del Egeo y Anatolia que eran parte del ejército egipcio. 

A pesar de las difíciles circunstancias del período, que vio el declive gradual de las antiguas tradiciones y cultura de Egipto, la tumba aún presenta muchos aspectos distintos del arte tradicional egipcio y las creencias religiosas. 

Entre los hallazgos de la tumba egipcia se encuentran el sarcófago de Wahibre-mery-Neith y el mayor alijo de objetos de embalsamamiento jamás descubierto en Egipto. Se hallaron más de 370 vasijas de cerámica que contenían material utilizado en el proceso de momificación. El equipo también encontró dos cajas de madera que contenían cientos de pequeñas figurillas que se creía que servían al difunto en el más allá. 

Otros hallazgos incluyeron vasos canopos de alabastro, copas modelo y una inscripción de ostracon con extractos del Libro de los Muertos, escritos en escritura hierática.

El lugar de descanso final de Wahibre-mery-Neith se construyó como una tumba profunda de pozo rectangular. El pozo principal, que desciende 6 metros y mide casi 200 metros cuadrados. En la parte inferior del pozo principal, se cortó un pozo secundario en el lecho rocoso, que desciende otros casi 10 metros bajo tierra. 

En el fondo de este pozo los arqueólogos encontraron el doble sarcófago de Wahibre-mery-Neith. No hay paralelos exactos con la estructura y el diseño de la tumba, aunque tiene similitudes con la tumba cercana de Udjahorresnet (alto dignatario egipcio de la misma época) y la llamada “Tumba de Campbell” en Giza (una estructura del 660 aec). 

 

Objetos hallados en la tumba del "Comandante de Soldados Extranjeros"

Fuente: Petr Košárek, the Czech Institute of Egyptology, Charles University.

 

Hallan construcción de la época de Constantino debajo de la Iglesia del Santo Sepulcro

Entre los descubrimientos descubiertos durante las excavaciones en curso en la Iglesia del Santo Sepulcro, un lugar sagrado para el cristianismo, figuran los restos de una construcción que data del período del emperador romano Constantino, es decir, hace unos 1700 años. 

El descubrimiento se realizó en el marco de las excavaciones que son parte de un proyecto de dos años para reparar y restaurar el empedrado de la antigua iglesia.

Los hallazgos fueron presentados a los líderes de la comunidad cristiana de la iglesia durante una visita a las excavaciones el pasado 11 de julio por los Dres. Beatrice Brancazi y Stefano De Togni, miembros del equipo arqueológico del Departamento de Antigüedades de la Universidad Sapienza de Roma, encargados de las excavaciones bajo la dirección de la profesora Francesca Romana Stasolla.

Los investigadores dijeron que se habían descubierto las capas de roca de la cantera de piedra utilizada durante la construcción de la iglesia durante el período de Constantino.

“Se han encontrado las capas de roca de la cantera”, dijo Romana Stasolla en un comunicado de prensa emitido por la Custodia Franciscana de Tierra Santa tras la visita de los líderes cristianos.

Según la tradición, hasta el siglo 1 de nuestra era, el terreno sobre el que se asienta la Iglesia del Santo Sepulcro era una cantera de piedra y aún quedan huellas de estas actividades claramente visibles en las capillas situadas debajo de la iglesia actual.

Las excavaciones se realizan según el lugar donde se esté realizando la restauración de los adoquines y en mayo los arqueólogos iniciaron la excavación en la nave norte de la basílica, también conocida como Arcos de la Virgen, y parte de la rotonda noroeste. 

El trabajo se lleva a cabo las 24 horas del día y de manera que no perturbe el movimiento diario dentro de la iglesia. Es la primera vez que se lleva a cabo una excavación tan sistemática dentro de esta iglesia.

Los arqueólogos dijeron que también encontraron evidencia de trincheras excavadas por el fraile franciscano italiano y profesor de arqueología del Studium Biblicum Franciscanum Virginio Corbo en la década de 1960.

El informe de prensa señaló que las capas de roca de la cantera están formadas por diferentes alturas de "cortes profundos y desiguales".

“Las operaciones del sitio de construcción de Constantino tenían como requisito principal salvar tal desnivel de elevación para crear un plan unitario y homogéneo para construir las estructuras de la iglesia y sus anexos”, explicó Stasolla en el comunicado.

Sacerdotes franciscanos de la Iglesia del Santo Sepulcro visitan las excavaciones.

Fuente: Franciscan Custody of the HolyLand

 

View older posts »

BUSCAR

Historias anteriores

Lea las historias anteriores aquí.