Menu

Historia destacada de esta semana

Investigación israelí sobre basura antigua ilumina ruta de comercio de incienso

Una nueva investigación arqueológica sobre la Ruta Comercial del Incienso analizó la basura que se acumuló a lo largo de la antigua red nabateo-romana de rutas comerciales conectaba "el mundo mediterráneo con fuentes de incienso, especias y otros artículos de lujo del este y del sur, que se extendía desde el Levante y Egipto a través del noreste de África y Arabia hasta la India y más allá". El estudio aporta nuevos elementos al comercio de incienso. 
 
El profesor de arqueología de la Universidad de Haifa, Guy Bar-Oz, que dirige el estudio que excavó la basura antigua que se había acumulado en las estaciones de descanso a lo largo de la ruta, dijo que la investigación ayuda a revelar nueva información sobre la ruta comercial.

"Al examinar la composición del comercio, se reconocen tres tendencias principales: el comercio internacional con una ruta central hacia el Sudeste Asiático; el comercio internacional que conectaba fuentes marítimas, especialmente entre el Mar Rojo y el Mar Mediterráneo. El comercio local que actuaba como un ' cinturón económico' de la ruta y proporcionaba materia prima y alimentos a los comerciantes a lo largo de la ruta".

La ruta comercial del incienso prosperó entre los años 300 aec y 300 y se hizo conocida por su variedad de especias e inciensos que se transportaban a través de ella desde el sudeste asiático, a través de los desiertos árabes y hasta los puertos del Mediterráneo. Una avenida principal de la ruta pasaba por el área de Petra en Jordania, luego por el cráter Ramón y las montañas Negev hasta el puerto de Gaza.

Los registros históricos muestran que los artículos de lujo transportados desde el este incluían canela, pimienta negra, vainilla, comino, cúrcuma y jengibre. Se han descubierto restos de estos bienes en los últimos años en sitios arqueológicos, muchos de los cuales se encuentran en Israel.

El análisis químico mostró que quedan reservas de canela en Tel Dor, se han descubierto reservas de vainilla en Jerusalén y se encontraron restos de cúrcuma en los dientes de un ser humano enterrado en Megido.

El nuevo proyecto de investigación tuvo como objetivo centrarse en localizar las materias primas que habían sido transportadas. su viaje. La infraestructura de la ruta, los medios por los que la gente caminaba o viajaba entre las estaciones de la carretera, el tamaño de los trenes de caravanas y los restos que los comerciantes dejaban en las estaciones a lo largo de las carreteras fueron los puntos focales del proyecto del equipo.

Para abordar estas preguntas, los investigadores siguieron una estrategia que incluía excavaciones específicas a pequeña escala en basureros antiguos o basureros en caravasares a lo largo de la sección Petra-Gaza de la ruta.

 

 

Antigua lámpara de aceite samaritana descubierta durante el trabajo en el monte Gerizim

Una lámpara de aceite de arcilla casi intacta de hace 2.300 años fue encontrada cerca de un baño de piedra durante un trabajo de conservación reciente en el Parque Nacional del Monte Gerizim.

“Es genial encontrar algo incluso después de todos esos años de excavación”, dijo Netanel Elimelech, director del parque administrado por la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel. “Encontramos muchos tiestos de arcilla por ahí, pero encontrar algo completo con signos de su uso es muy agradable. Todavía se pueden ver las marcas negras de quemaduras de cuando se usó la lámpara. Te hace retroceder (en el tiempo)”.

El complejo arqueológico del monte Gerizim, ubicado en las afueras de Naplusa, fue excavado en la década de 1990 bajo la dirección del arqueólogo Dr. Yitzhak Magen. Recientemente, la Autoridad de Naturaleza y Parques y la Administración Civil han emprendido trabajos de conservación y accesibilidad.

La lámpara fue descubierta mientras los trabajadores limpiaban a mano un área alrededor del baño de piedra de escombros, dijo Elimelech. Se cree que el baño de piedra fue utilizado por los samaritanos para la purificación y limpieza. A diferencia de los baños rituales de los judíos, el baño samaritano es un elemento real que, aunque pesado, se podía mover.

El sitio arqueológico en el Monte de la Bendición en la cima del Monte Gerizim incluye restos de una gran ciudad samaritana del período persa-helenístico que se construyó alrededor de un recinto asustado.

El recinto estaba rodeado por un muro bien fortificado y en el centro estaba el Templo Samaritano. Los restos de un gran edificio que contiene docenas de habitaciones fueron excavados previamente al sur del recinto sagrado. Dentro de esta estructura hay una almazara, un espléndido edificio residencial y tiendas.

La lámpara, típica de su época, fue encontrada en el edificio residencial. Otra evidencia de la vida cotidiana, como platos, ollas y jarrones, también se había excavado previamente en la residencia que los arqueólogos creen que perteneció a una familia de sacerdotes ricos, dijo Elimelech.

El maquillaje del Antiguo Egipto incluía numerosos y distintos elementos

Un nuevo estudio publicado en la revista espcializada Journal Scientific Reports ha revelado que la receta del maquillaje egipcio era más diversa de lo que se pensaba anteriormente.

El afeite, o cosmético oscuro para ojos, ha sido usado tradicionalmente desde el Período Protodinástico de Egipto (3300 aec) por las reinas y mujeres nobles egipcias. Este afeite no solo se aplicó por razones estéticas, sino también para funciones higiénicas, terapéuticas y religiosas.

De hecho, se usó ampliamente en el Medio Oriente y el norte de África, el sur de Asia, el oeste de África y el Cuerno de África como delineador de ojos para contornear y para oscurecer los párpados y como rímel para las pestañas. El contenido del afeite y las diversas formas de prepararlo difieren según la tradición y el país.

En este caso, los investigadores analizaron el contenido de 11 recipientes de afeite (o delineador) del Museo Petrie de Londres. Los recipientes provienen de distintos lugares y períodos del Antiguo Egipto.

Específicamente, las muestras se seleccionaron mediante espectroscopía infrarroja por transformada de Fourier (FTIR), seguida de microscopía electrónica/espectroscopía de rayos X de dispersión de energía (SEM/EDS), difractometría de rayos X en polvo (PXRD) y cromatografía de gases/espectrometría de masas (GC/MS). 

Ese procedimiento permitió determinar los materiales componentes orgánicos e inorgánicos y formular las recetas utilizadas para producir los afeites. 

Los datos resultantes revelan que esos cosméticos eran mezclas heterogéneas divididas en tres grupos principales en función de los resultados de los análisis FTIR: (1) elementos inorgánicos, (2) mezcla de elementos orgánicos e inorgánicos y (3) material desconocido.

Desde una perspectiva inorgánica, los análisis químicos de las últimas décadas han identificado un predominio de galena y otros compuestos a base de plomo en los afeites negros. El nuevo estudio identificó ocho minerales que antes no se encontraban en el afeite antiguo, además de muestras de plomo a base de silicio, manganeso y carbono.

Estas investigaciones son el primer estudio sistemático de componentes orgánicos en los afeites negros para ojos producidos en el Egipto antiguo. El estudio proporcionó seis especímenes que probablemente consisten predominantemente en materiales orgánicos como aceites vegetales y grasas de origen animal. 

Los ingredientes distintivos taxonómicamente identificados incluyeron una cierta clase de resina y cera de abejas. Todos estos hallazgos apuntan hacia recetas más variadas de lo que se pensaba inicialmente y cambian significativamente nuestra comprensión de los maquillajes del Antiguo Egipto.

Músicos egipcios con maquillaje (Image en dominio público)

Sigue el enigma del grafiti de menorá tallado en las escaleras de la biblioteca de Éfeso

El candelabro de siete brazos (menorá) se empleó como símbolo judío en algún momento del siglo 3. Hasta ahora, se han encontrado tres figuras de esos candelabros en la antigua Éfeso que tenía hace dos milenios una comunidad judía floreciente.

Una vez considerada la capital cultural y económica oficial del Imperio Romano en Asia Menor, la ciudad portuaria de Éfeso, en el sur del mar Egeo, ubicada hoy en Turquía, también albergaba una de las bibliotecas más grandes e impresionantes del mundo antiguo, con más de 12.000 rollos y manuscritos, algunos escondidos en nichos a lo largo de la pared interior.

Julio Aquilas, hijo del senador romano y comandante de la legión romana Celso Polemano, comenzó la construcción de la Biblioteca de Celso, la tercera biblioteca más grande del mundo romano, en honor a su padre alrededor del año 110, y la completó en 135. Celso está enterrado en un sarcófago debajo de la entrada principal de la biblioteca.

En algún momento de la historia antigua de la biblioteca, alguien talló una imagen de grafiti de un candelabro judío (menorá) en uno de los escalones de la escalera de mármol de la biblioteca, aunque se desconoce quién lo hizo y por qué, señaló el Dr. Avner Ecker del Departamento de Estudios y Arqueología de la Tierra de Israel de Martin (Szusz) en la Universidad Bar-Ilan.

Aun así, dijo, dado que está ubicada en un lugar muy central, adyacente al Ágora de Éfeso, la imagen de la menorá no carece de sentido.

En un artículo complementario de 1980 de su libro Pescadores de Hombres: el camino del apóstol (Fishers of Men: The Way of The Apostle), que traza el camino del Apóstol Pablo (escrito por el fotógrafo Gordon Converse y por el arqueólogo Robert J. Bull), el erudito y profesor estadounidense del Cercano Oriente B. Cobbey Crisler describe su descubrimiento del candelabro indicando que ya había sido identificado en 1973 durante las excavaciones realizadas por arqueólogos austriacos.

Se ha colocado una placa junto a la imagen del candelabro, pero es fácil pasarla por alto si uno no sube las escaleras en el lugar correcto. Mientras tanto, el misterio del origen de la imagen continúa. 

 

Una imagen de un grafiti de la menorá tallado cerca de un edificio llamado burdel en la antigua Éfeso. (crédito: HASAN GULDAY)

 

 

Hallan en Israel nueva evidencia de antiguos textos en hebreo

Cerca del monte Ebal, en Israel, se ha descubierto más evidencia del idioma hebreo antiguo, en forma de una tablilla de plomo con una inscripción escrita. El hallazgo ha sido aclamado como una gran ayuda a favor de que ciertos textos del Antiguo Testamento (Escrituras Hebreas) son más antiguo de lo que generalmente sea acepta, aunque el tema sigue abierto a debate.

El monte Ebal se menciona en Deuteronomio 27 y Josué 8, donde describe a Josué construyendo un altar al Señor. Según los informes, la tablilla recientemente hallada mide solo unos pocos centímetros de largo y alto. El texto en esa tablilla ha sido traducido así:

Maldito, maldito, maldito – maldito por el Dios.
Morirás maldito.
Maldito seguramente morirás.
Maldito por Dios – maldito, maldito, maldito.

Nota: En esta tablilla, la palabra traducida como “Dios” es el nombre de Dios en hebreo. 

Según informes de los medios, la tableta con la inscripción fue encontrada originalmente en 2019 por un equipo de Associates for Biblical Research (ABR) dirigido por el arqueólogo Scott Stripling.

Stripling es el director del Instituto de Estudios Arqueológicos del Seminario Bíblico en Katy, Texas. Dirigió el equipo de ABR a Israel para examinar los materiales excavados por el arqueólogo Adam Zertal cerca del monte Ebal durante la década de 1980. Stripling encontró el artefacto en un lugar que Zertal identificó como el altar que Joshua creó en el capítulo 8 de Joshua.

En un comunicado de prensa del 24 de marzo, Stripling y ABR anunciaron el descubrimiento y la traducción de la tablilla, así como la estimación de la datación del artefacto. ABR determinó que la tablilla podría ser la evidencia más antigua conocida del nombre de Dios "Yahweh", en el idioma hebreo. La organización fecha el artículo como potencialmente de finales de la Edad del Bronce, alrededor de 1200 o incluso 1400 aec.

La fecha propuesta para la tablilla y la traducción del texto no han sido aceptados por todos los arqueólogos, algunos de los cuales pidieron “cautela” antes de llegar a conclusiones definitivas. 

Análisis de monedas romanas descubre evidencia de crisis financiera

Un nuevo análisis científico de la composición de los denarios romanos de hace más de 2000 años ha brindado una nueva comprensión de una crisis financiera mencionada brevemente por el estadista y escritor romano Marco Tulio Cicerón en uno de sus ensayos. El descubrimiento ha resuelto un debate histórico de larga data.

Investigadores de la Universidad de Warwick y de la Universidad de Liverpool analizaron monedas de la época mencionada y encontraron una degradación de la moneda mucho mayor de lo que habían pensado historiadores modernos hasta el momento, Por ejemplo, monedas que habían sido de plata pura antes del 90 aec contenían hasta 10 por ciento de cobre sólo cinco años después.

El Dr. Matthew Ponting (Liverpool) dijo que "Los romanos estaban acostumbrados a una acuñación de plata extremadamente fina, por lo que es posible que hayan perdido la confianza en el denario cuando dejó de ser puro. "

"El nivel exacto de degradación podría haber sido menos importante para los contemporáneos que la mera comprensión de que la moneda estaba adulterada y ya no estaba hecha de verdadera plata," agregó.

Por su parte, el profesor Kevin Butcher (Warwick) sostuvo que "El descubrimiento de esta disminución significativa en el valor del denario ha arrojado nueva luz sobre las insinuaciones de Cicerón sobre una crisis monetaria en el 86 aec. "

"Los historiadores han debatido durante mucho tiempo qué quiso decir el estadista y erudito cuando escribió 'las monedas se tiraban al aire, de modo que nadie podía saber lo que tenían' (De Officiis, 3:80). Creemos que ahora hemos resuelto este rompecabezas," puntualizó.

El hallazgo es parte de un proyecto de investigación de cinco años que tiene como objetivo aumentar nuestra comprensión de las economías de la Roma clásica y otros estados mediterráneos mediante el análisis de la composición de sus monedas y la referencia cruzada de los hallazgos con el registro histórico.

"Nuestra técnica de muestreo mínimamente invasiva utilizada para tomar muestras de estas monedas importantes ha revelado una disminución significativa en el valor del denario: de ser una moneda de plata pura, el denario primero cayó a menos del 95 por ciento de plata y luego volvió a caer al 90 por ciento. Eso sugiere una grave crisis monetaria," explicó Ponting.

Moneda con la imagen del dios Baco - Crédito: Universidad de Warwick

 

Descubren antiguo texto hebreo con posible uso del nombre de Dios

Descubren antiguo texto hebreo con posible uso del nombre de Dios

El arqueólogo Dr. Scott Stripling y un equipo de académicos internacionales recientemente realizaron una conferencia de prensa en Houston, Texas, revelando lo que, según estos expertos, encontraron el texto hebreo protoalfabético más antiguo jamás descubierto en el antiguo Israel y que además incluiría el nombre de Dios en hebreo, o Tetragrámaton ("YHWH", trasliterado).

El artefacto fue encontrado en el monte Ebal, nombrado en Deuteronomio 11:29 como un lugar de maldiciones.

Si se verifica la fecha de la Edad del Bronce Final (alrededor de 1200 aec), esta pequeña "tableta de maldición" plegada de plomo de 2 centímetros por 2 centímetros puede ser uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de la historia. Sería el primer uso atestiguado del nombre de Dios en la Tierra de Israel y retrasaría varios siglos el reloj de la alfabetización israelita comprobada, lo que demuestra que los israelitas sabían leer y escribir cuando entraron en Tierra Santa y, por lo tanto, podrían haber escrito el Biblia al mismo tiempo que tuvieron lugar los eventos relatados en las escrituras hebreas.

“Este es un texto que se encuentra solo cada 1000 años”, dijo el profesor Gershon Galil, de la Universidad de Haifa, a The Times of Israel. Galil ayudó a descifrar el texto interno oculto de la tableta de plomo plegada en base a escaneos de alta tecnología realizados en la Academia de Ciencias de la República Checa en Praga.

Según el análisis epigráfico de los escaneos y el análisis de plomo del artefacto, Stripling y su equipo datan la “tablilla de maldición” a finales de la Edad del Bronce, antes o alrededor del 1200 aec. 

Si se verifica esta datación, el texto sería más antiguo por varios siglos que el anterior del texto hebreo más antiguo antes hallado en Israel y unos 500 años más antiguo que el texto anterior con uso previamente atestiguado del tetragrámaton YHWH, según Galil. 

Sin embargo, los investigadores aún no han publicado el hallazgo en alguna revista académica especializada y revisada por pares. Del mismo modo, aún no se han publicado imágenes claras y escaneos de la inscripción para que otros académicos puedan opinar.

Encuentran en Lachish antiguo ejemplo de uso del alfabeto en

Una inscripción de Tel Lachish, descubierta en 2018 y publicada en 2021, es la escritura alfabética más antigua descubierta en el sur de Levante. La inscripción fragmentaria presenta un simple puñado de letras inscritas en un pequeño fragmento de cerámica, que mide solo 4 por 3,5 cm. El tiesto está fechado por radiocarbono en el siglo XV a. C., o la primera parte de la Edad del Bronce Final.

Anteriormente se pensaba que la escritura alfabética no había aparecido en el sur de Levante hasta el final de la Edad del Bronce Final, alrededor del siglo XIII a.C. Por el contrario, las inscripciones alfabéticas más antiguas del Cercano Oriente, los textos protosinaíticos descubiertos en las antiguas minas de turquesa egipcias de Serabit el-Khadem en el Sinaí, generalmente datan del siglo XIX a. C., más de medio milenio antes. La inscripción de Lachish ayuda a llenar este vacío cronológico, proporcionando un "eslabón perdido" crítico en nuestra comprensión de cómo el alfabeto evolucionó y se extendió desde Egipto a otras partes del mundo antiguo.

Los primeros textos protosinaíticos, que se cree que fueron escritos por trabajadores cananeos,* adaptaron los jeroglíficos egipcios para que sirvieran como símbolos escritos para distintos sonidos alfabéticos. Las letras de la inscripción de Laquis representan una forma más evolucionada de la misma escritura alfabética primitiva. Las lecturas iniciales de la inscripción de dos líneas han identificado las letras ‘ayin, bet, dalet (‘abd = “sirviente”); muy probablemente la primera parte de un nombre personal cananeo que expresa servidumbre a un dios. La segunda línea presenta las letras nun, pe y tav, que podrían ser la palabra para "miel" o "néctar" (hebreo nophet).

 

CREDITO:  Austrian Archaeological Institute/Austrian Academy of Sciences

 

 

Arqueólogos encuentran cerámica de 3100 años de antigüedad con nombre de juez bíblico

Un descubrimiento arqueológico resalta posible elemento histórico en el Libro de Jueces. Las excavaciones en un sitio en el sur de Israel han arrojado un fragmento de cerámica adornado con el nombre del juez bíblico Jerubaal. Esta es la primera vez que un nombre del libro de Jueces surge de una excavación arqueológica, según la Autoridad de Antigüedades de Israel. 

La inscripción fue escrita en tinta sobre el fragmento de cerámica. El fragmento data de hace 3100 años, lo que coincide con el Libro de los Jueces. El fragmento fue descubierto en un pozo de almacenamiento subterráneo revestido de piedra. Si bien los expertos no pueden decir si la inscripción era más larga, creen que el recipiente era pequeño y probablemente contenía un material precioso, como aceite o medicina.

El nombre fue escrito en un alfabeto antiguo que se desarrolló hace casi 4000 años y que todavía habría estado en uso durante el período en el que se registró el Libro de los Reyes.

Para comprender completamente el significado de este descubrimiento, es importante conocer la historia de Jerubaal. Originalmente llamado Gedeón, Jerubaal fue un líder militar, juez y profeta israelita cuya victoria sobre los madianitas se registra en Jueces 6-8.

Antes de esta guerra, Dios le encargó a Gedeón que destruyera un altar de Baal. Después de cumplir esta tarea, la gente que adoraba a Baal quiso matar a Gedeón, pero su padre se interpuso y dijo, si Baal era un dios verdadero, él (el padre) castigaría a Gedeón. El padre le dio entonces a Gedeón el nombre de Jerubaal, que literalmente significa “competidor con Baal”.

Existe un debate sobre si la inscripción que se encuentra en el fragmento se refiere a Gedeón o a otra persona. Jerubaal es un nombre muy distinto con un significado específico. Para que alguien más haya sido llamado así, también debe haberse distinguido como combatiente de Baal. Si hubo otro israelita con ese nombre, es mucho más probable que se lo llamara por Gedeón, en lugar de llegar a ese nombre por cuenta propia. 

Si la cerámica perteneció a Gedeón, entonces es un artefacto invaluable que ayuda a verificar el relato bíblico. Si perteneció a un hombre diferente, entonces sugiere que los eventos de Jueces inspiraron el nombre de un niño de la misma época. 

Cabe señalar que el libro de Jueces no se escribió en el momento de los hechos que allí se relatan y que la información sobre esos hechos se habría difundido durante siglos de manera oral.

Fuente: Autoridad de Antigüedades de Israel

Turista estadounidense descubre jarra de hace 5000 años en el Desierto de Judea

Un turista estadounidense descubrió accidentalmente una vasija de cerámica antigua y bien conservada de la Edad del Bronce Antiguo en Qumrán, en el desierto de Judea, cerca del Mar Muerto.

Se cree que la jarra antigua tiene alrededor de 5000 años y podría ser la primera jarra completa descubierta en el área de este período de tiempo remoto.

Robbie Brown se topó con el hallazgo antiguo en febrero pasado cuando él y un amigo decidieron escalar unos 100 metros para examinar una cueva conocida como Cueva 53. Allí hallaron la jarra. 

Brown y su amigo alertaron al Dr. Yuval Baruch de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA). Amir Ganor, director de la unidad de prevención de robos de la IAA, expresó su asombro por el descubrimiento de Brown.

“Es asombroso. Hace solo dos años, nuestros arqueólogos inspeccionaron la cueva como parte de un estudio de las cuevas del desierto de Judea, que se ha llevado a cabo de forma continua durante los últimos cinco años y tenía como objetivo documentar y ubicar todos los hallazgos antiguos en las cuevas del desierto”, dijo Ganor.

“En algunas cuevas, se encontraron fragmentos de cerámica de la Edad del Bronce Temprano. Esta es quizás la primera vasija completa que hemos encontrado de este período en las cuevas del desierto de Judea”, agregó. 

Brown, el turista, no es ajeno a los descubrimientos arqueológicos en Israel. En 2017, participó en una excavación en la misma región, que resultó en el descubrimiento de un antiguo rollo en blanco, así como de semillas de olivo y dátiles antiguos.

Ganor, de IAA, elogió a Brown por su manejo profesional del descubrimiento.

“Es bueno que la persona que ingresó a la cueva fuera Robbie, quien participó en la excavación y es consciente de la importancia de los hallazgos y su papel para completar el rompecabezas arqueológico de la Tierra de Israel”, expresó el funcionario. 

 

Jarra descubierta por un turista en la Cueva 53 de Qumran - Crédito: Amir Ganor/Israel Antiquities Authority

View older posts »

BUSCAR

Historias anteriores

Lea las historias anteriores aquí.